Alertas inútiles.

relojito

Hace unos días salía de una reunión con miembros de mi equipo. No habíamos avanzado unos metros por la calle cuando el dispositivo móvil de uno de mis colaboradores comenzó a bramar. Nos quedamos mirándole y con una medio sonrisa nos dijo: “Lo sé, es la tercera alarma que me suena esta mañana, pero no le hagáis caso”.

Esta breve anécdota me sirve para reflexionar sobre el uso y abuso de las alarmas, alertas y demás avisos.

Cualquier recordatorio que activemos debe tener un sentido que responda a los siguientes parámetros:

1.- Utilidad: si programamos un aviso es porque nos tiene que conducir a una acción (llamar a alguien, comprobar un proceso, escribir un correo). ¿Es válida una acción que sólo consiste en mirar una pantalla? Tendremos que valorarlo.

2.- Inmediatez: lo programado debe ser realizado en ese preciso instante (fecha y hora). ¿Miro y olvido? Cuantas veces hemos retomado algo de lo que se nos avisó hace cuatro horas, o dos, o media. Suena la señal y en el 80% de los casos pronunciamos la misma frase: “Ah, si, es verdad”. ¿Y luego?

3.- Prioridad: si decidimos que un dispositivo con su alerta nos interrumpa lo que estamos haciendo debe ser algo muy importante. ¿Es decisivo el constante “pip, pip, pip” informándonos de los cumpleaños que hoy tenemos que felicitar? Además esto suele ocurrir en medio de una reunión.

 Y no hay más. Si nos salimos de estas tres premisas podremos organizar nuestras tareas como queramos pero no le atribuyamos una alerta ya que será inútil y lo único que hará será robarnos tiempo para decidir que no la atendemos o la hacemos caso.

El abuso de ciertas herramientas o su erróneo empleo ha hecho que estas pierdan la gran potencia con la que nacieron. El uso sin un fin específico les ha restado valor y les ha convertido en aplicaciones que usamos habitualmente por inercia y no para que lo que fueron creadas.

Os propongo agrupar las alertas de manera que podamos gestionarlas todas a un tiempo. Lo primero que tenéis que hacer es listar todos los avisos que hayáis automatizado en vuestros dispositivos, móviles o fijos. Ved si su activación está plenamente justificada. Los que carezcan de utilidad: eliminadlos. Lo único que os generan es pitidos absurdos. Con el resto, organizarlos por áreas, personas o actividades.

Estos son algunos ejemplos que yo utilizo:

–  Cumpleaños: lo idóneo es trasladar todas las felicitaciones a la hora de la comida. En un breve espacio concentras todas las llamadas o mensajes a enviar. No te molestan los pitidos inútiles cada cierto tiempo.

–  Plazos de presentación de trabajos: voy programando las distintas etapas que tengo que cubrir.

–  Fechas de exámenes: un mes antes, quince días antes, dos días antes. En función de la planificación establecida.

–  Tareas repetitivas: yo agrupo estas actividades (revisar buzones, actualizar redes sociales…) y las fijo para, por ejemplo, los viernes por la tarde. En ese instante sé que la alerta de aviso me conduce a resolver esta tarea semanal.

Imagen © FreeDigitalPhotos

Facebook
Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Desarrollo productivo, Gestión del tiempo, Técnicas. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Alertas inútiles.

  1. Álvaro dijo:

    Ese soy yo. Todo el día soñando alarmas para nada. Al leer esto me he dado cuenta

  2. Lucas Méndez dijo:

    Hola. Creo que las alarmas deben conducirnos siempre a una tarea que debemos realizar. Cuando el móvil o el ordenador dispara alertas constantemente pierden su valor. Yo las uso muy poco y cuando suena una es que es algo muy importante. Gracias por la web.

  3. Lucas Méndez dijo:

    Yo no uso mucho las alertas por lo que cuando empleo una sé que es algo importante. Me gustan los comentarios de tu web

  4. david gutierrez ramos dijo:

    Ahora mismo estoy en Irlanda y para levantarme para ir al cole me pongo una alarma, cuando esta suena por las mañanas no la suelo hacer mucho caso por lo que me vuelvo a dormir.
    Creo que debería hacer caso a la alarma porque sino que sentido tiene…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.