#Nanoproductividad.

El avance en las comunicaciones ha permitido, entre muchas cosas, la difusión masiva de contenidos. La información sobre cualquier materia la tenemos en el bolsillo con la simple combinación de varias teclas.

Los temas son inabarcables. Los asuntos, infinitos. Los formatos no paran de crecer. La sencillez en el acceso parece que es la tónica que predomina en el diseño de aplicaciones y páginas.

En este vasto archivo de contenidos ni todo sirve ni todo tiene el rigor mínimo para convertirse en información de calidad. La paradoja estriba en la propia universalidad de la red. Todo el mundo accede. Todo el mundo opina. Todo el mundo puede publicar pero no todo vale.

En muchas páginas que abordan temas de productividad y desarrollo personal encontramos supuestos gurús que hablan de temas o desarrollan teorías que, una vez finalizado el artículo, no hay por menos que pararse y pensar ¿pero esto de qué va?

Maravillosos modelos de organización que parecen un videojuego por los diferentes niveles que hay que alcanzar. Magníficos sistemas de planificación cuya sola introducción ya requiere de cursar un máster. Estupendos gestores de tiempo cuya única pega es que consumen más del que ahorran. Extrañísimas (y carísimas) aplicaciones que prometen salvarnos la vida en el supuesto de un ataque desorganizativo mundial.

Todo lo anterior no es exageración. Es el breve resumen de muchas de mis lecturas en los últimos veinte años. Los que llevo conectado a la red y trabajando en temas de productividad.

Cuando creé esta página (Declaración de intenciones) pretendía mostrar en ella todo lo que tuviera que ver con este mundo y que gozase de interés. Quería recoger los temas que a mí me interesan y de los que no encontraba demasiada información. Mucho gurú, como ya he dicho, pero también muchas vaguedades producto de copiar y pegar. Mínimo interés por realmente enseñar y formar. Con este fin nació Manías y tonterías. Muchas horas de trabajo pero también recompensa en forma de lectores.

El concepto #nanoproductividad surge como evolución de todo lo anterior. Los artículos que aparecen regularmente tratan de aportar una pieza más a este mundo que he bautizado como productividad y desarrollo personal.

El prefijo nano hace referencia a algo pequeño (enano, en su origen). Al combinarlo con la palabra productividad he querido rebajar todas las gigantescas pretensiones que leo en las páginas tan sesudas que antes mencionaba. La #nanoproductividad pretende ayudar desde lo modesto, desde lo pequeño, desde lo sencillo. Ese ha sido mi objetivo primigenio y no ha cambiado. Se ha ratificado con los comentarios que me hacéis y que también van en esa dirección: “todo lo que cuentas y propones se puede poner en práctica inmediatamente, nada más terminar de leer el artículo”.

El desarrollo de la productividad personal fundamenta su éxito en lo sencillo. La simplicidad no está reñida con la solvencia. Hay que escribir para ser entendido huyendo de discursos que solo agradan a grupos de iniciados. El lenguaje debe ser vehículo de comprensión y fuente de información.

Estoy bastante acostumbrado a asistir a exposiciones, conferencias o eventos en los que al ponente se le otorga el grado de gran chamán y se le invita a realizar su ritual. Todos los adeptos asisten boquiabiertos a la puesta en escena de un espectáculo que ni siquiera comprenden (la jerga de esos actos daría para otro extenso artículo) para, al final, salir como llegaron pero con una cantidad nada desdeñable de euros menos.

Reivindico lo pequeño, lo modesto, lo sencillo. Y lo aplico al desarrollo personal y a la productividad. Durante todo el tiempo que llevo escribiendo he procurado acercarme a los lectores con la intención de aportarles algo de valor en las líneas que estaban frente a sus ojos. Espero seguir consiguiéndolo.

Imagen © FreeDigitalPhotos

Composición © MyT

Facebook
Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Desarrollo productivo, Estudiar / Trabajar, Técnicas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.