Tiempo de aprender (4).

tiempomuroaprender2

Las técnicas que os presento en este artículo de la serie Tiempo de aprender se centran en la motivación y la preparación del estudio, referida a requerimientos físicos y técnicas.

También tenéis más propuestas en Tiempo de aprender (1), Tiempo de aprender (2) y Tiempo de aprender (3).

Vamos con las sugerencias.

Premiar los éxitos: escribir una nota adhesiva cada vez que tengamos un éxito en cualquier ámbito. Debemos premiarnos siempre que algo nos salga bien, o que los resultados nos acompañen. Al igual que debemos ser nuestro juez más implacable, también debemos ser los máximos reconocedores de triunfos. Te propongo escribir una nota adhesiva, junto con la fecha y por qué estás celebrando ese momento en concreto. Añádele un dibujo o un signo que para ti tenga sentido positivo. Algo que realce el mensaje. Usa diferentes colores según la materia, asunto o tema que estés premiando y llena una pared con tus éxitos. Verás que tienes más de los que piensas. Fotografía tu panel de éxitos y compártelo.

Exponer en voz alta un tema a un grupo de compañeros: al igual que recomendaba contar un tema a un compañero en Tiempo de aprender (3), ahora la técnica es más compleja. Debes someterte al examen de varias personas con varios puntos de vista. Podéis organizar distintas rondas de conocimientos, una especie de concurso en el que se le hagan preguntas a la persona que se preste al reto. Esta técnica tiene una doble aplicación. En primer lugar debéis preparar lo que vais a exponer y, en segundo lugar, al oír a otra persona también estáis trabajando el repaso sobre lo estudiado. Una variante puede ser también que cada uno prepare un tema concreto y se lo cuenta a los demás. El jurado puede añadir preguntas o dudas sobre lo que se expone, de manera que nos obliguemos a trabajar ampliamente los temas.

Cambiar de habitación para estudiar: nuestro espacio de estudio tiene también riesgos a la hora de fomentar la concentración ya que puede ser fuente de distracción (Ambiente de estudio). En los sitios que trabajamos con asiduidad tenemos alrededor de nosotros todo aquello que nos ayuda pero ese ambiente conocido hace que orientemos nuestra atención hacia otros asuntos. Probad a cambiar este lugar por otro en el que no estéis “tan cómodos” pero que también resulte productivo: otra habitación de la casa, la sala de estudio de una biblioteca, la vivienda de un amigo…

Utilizar los minutos de la rabia: ya he expuesto esta técnica en un artículo exclusivo por lo que os recomiendo leerlo de nuevo (Los minutos de la rabia). El éxito de esta técnica radica en ser tremendamente exigentes con su aplicación. No se trata de parcelar el tiempo si no de aprovecharlo al máximo. Los minutos de la rabia son el tiempo más productivo del día. Si es necesario, se pueden establecer distintos periodos de minutos de la rabia a lo largo de un día o una semana. El objetivo es focalizar el uso productivo del tiempo sobre cualquier asunto que nos resulte complicado.

Imagen © FreeDigitalPhotos

Composición © MyT

Facebook
Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Desarrollo productivo, Estudiar / Trabajar, Tiempo de aprender. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.